15/2/15

Cincuenta Sombras de Decepción [Review: Cincuenta Sombras de Grey]

Título: Cincuenta Sombras de Grey

Título original: Fifty Shades of Grey

Dirección: Sam Taylor-Wood

País: Estados Unidos

Año: 2015

Idioma: Inglés

Compañía: Universal Pictures

Duración: 120 minutos

Clasificación: R


Cuando Anastasia «Ana» Steele, una estudiante de literatura, acude a una entrevista con el millonario Christian Grey como un favor para su compañera de cuarto y descubre a un guapo, brillante e intimidante hombre. La inocente e ingenua Ana, que ha comenzado a desearlo a pesar de su enigmática reserva, termina desesperada por acercarse a él. Incapaz de resistirse a la belleza y al espíritu libre de Ana, Grey admite que la quiere también, pero en su propios términos. Ana vacila cuando descubre los singulares gustos sexuales de Grey. A pesar de su éxito en negocios internacionales, su vasta riqueza y su entrañable familia, Grey está consumido por su necesidad de controlarlo todo. A medida que ambos se conocen, Ana descubre los secretos de Grey y explora sus propios deseos.
 

Así que finalmente salió la tan esperada adaptación cinematográfica del libro erótico más popular y más criticado de la época actual. Un placer culposo podría ser el decir que moría por ver esta película, aunque tendría que quitar la palabra culposo pues soy parte del fandom de Cincuenta Sombras desde que leí el primer libro. La película causó tanta expectación desde que se dio la noticia de que comenzaba el casting, cosa que causó cientos y cientos de polémicas que fueron subiendo más y más las expectativas del público.

Y fue justamente eso lo que causó que la película tuviera este éxito.

Se dice que Cincuenta Sombras de Grey superó en taquilla el record de la maravillosa película La Pasión de Cristo, protagonizada por Mel Gibson. Pero, ¿alquien puede decirme si acaso Cincuenta Sombras de Grey obtuvo este impacto por la calidad de la película o de la novela en sí?

La respuesta, por supuesto, es un rotundo no.

Tenemos que admitir que muchas personas leyeron el libro por simple morbo, por más que algunas personas quieran negarlo y digan insistentemente que lo que les atrajo fue la historia de amor entre Christian Grey y Anastasia Steele. Puede que sea el segundo caso tratándose de muchas personas, pero la gran mayoría del fandom pertenece al primer grupo. Tratándose de una novela erótica de tanto impacto, muchos esperábamos que la adaptación cinematográfica nos llenara de las mismas emociones que el libro nos causó.

La pregunta es: ¿en realidad se consiguió eso con la película?

El inicio de la adaptación lo considero demasiado rápido, demasiado sin sentido. Sé bien que en el libro, Christian y Anastasia se conocen desde el primer capítulo, mismo en el que Ana comienza a sentir algo por el megalómano dueño de Grey Enterprises and Holdings. Comenzando por el hecho de que quisieron hacer demasiado marcada la diferencia entre los mundos de ambos protagonistas, podría decir que ese fue el primer error que se cometió desde la primera secuencia. La primera impresión que tuve de los actores al verlos en acción, fue exactamente la que muchos se esperaban: que los papeles de esos personajes les quedaron demasiado grandes. Hicieron un buen trabajo, sí, pero pudo haber sido mejor. No estoy conforme con la actuación de ninguno de ellos, ya que no reflejan para nada lo que Christian y Anastasia son realmente. La película se desarrolla de una manera tan rápida e inconexa, que sólo habiendo leído el libro antes serías capaz de encontrar la secuencia correcta de los hechos. Con todo, se entiende bien el concepto de la historia y es un trabajo más o menos aceptable.

La banda sonora, desgraciadamente, es una vil copia de las demás adaptaciones cinematográficas de otros libros que han salido ultimamente. Quiero pensar que se debe también a lo que está de moda. Y esta queja es más que nada porque estoy cansada de escuchar canciones de Ellie Goulding en cada canción a la que voy. Y ya que tocamos el tema de Ellie Goulding, tengo que decir: ¿Era necesario colocar esa canción de ella durante el primer vuelo de Ana en el Charlie Tango? Si no sabes de qué canción estoy hablando, la dejaré aquí abajo para que puedas escucharla. Cuando lo hagas, dime en los comentarios si te parece correcto que a esas alturas de la historia se coloque ya una canción que habla del amor.



No, damas y caballeros, no debemos cegarnos por lo que el fandom dice. Sí, hubo amor en la historia. Pero no, no hubo amor a los pocos días de haberse conocido. Seamos realistas en este punto, a esas alturas de la historia no existía pasión entre ellos pues Christian únicamente buscaba una sumisa.

Y, hablando de sumisas, vamos a tocar el tema importante.

La clasificación de la película.

Cincuenta Sombras de Grey llegó a México con la clasificación C. Es decir, la entrada se permitió únicamente a personas mayores de edad que pudieran avalar que tenían, al menos, cumplidos los 18 años.

Pero al ver la película, te preguntas: ¿por qué?

El sexo es parte de nuestras vidas, gracias al bombardeo de los medios de comunicación que te ofrecen sexo hasta en la sopa. Los videos musicales actuales son simplemente de una mujer cantando escalas y contoneándose como si fuera un objeto sexual, vestida con ropa provocadora y restregando sus gluteos contra la cámara. ¿Por qué, entonces, reaccionar de esta manera ante una temática tan normal? La sociedad pseudo-moralista se ha escandalizado por el hecho de traer una película erótica a los cines, por el simple hecho de confundir el erotismo con la pornografía. Se juzga, entonces, a todos quienes van a verla y se les pone bajo el estereotipo de ser virgenes frustrados sexuales a pesar de no conocer la situación de ninguna de esas personas. Pero, sucede que esas mismas personas que se escandalizan por una película clasificación R, son las mismas personas que gastan dinero en membresías de páginas pornográficas en las que se excitan viendo a un hombre eyaculando en el rostro de una mujer (práctica que, por cierto, me parece de lo más degradante). El hecho de que se prohíba la entrada a cierto público de la película únicamente alimenta el morbo de las personas. Morbo, tristemente, innecesario. La película de Cincuenta Sombras de Grey no contiene nada fuera de lo común, nada que los niños pequeños no puedan ver si entran a los sitios web adecuados.

Es sexo, damas y caballeros.
¿Debemos horrorizarnos por una escena de algo tan natural para la raza humana, pero debemos permitir que las mentes sensibles se alimenten día con día con la violencia explícita que aparece incluso en las caricaturas que ven los niños?

No sean tan falsos, por favor. Todos aquí disfrutamos de una película con sangre, todos disfrutamos de una película con un poco de erotismo. El hecho de que una historia de amor contenga sexo no quiere decir que sea malo para las nuevas generaciones.

Si tuviera la oportunidad de otorgarle una clasificación a la película, sería clasificación B15. No contiene nada tan fuerte como para que el morbo haya sido tal. Así que si aún no la has visto, te recomiendo que dejes de lado tus expectativas con respecto a los temas secuales. Si quieres ver sexo BDSM, compra una película porno. Si quieres ver Cincuenta Sombras de Grey, ve al cine y prepárate para pasar 120 minutos en los que, posiblemente, tus expresiones faciales serán mínimas.

La calificación que he decidido darle a la película es un simple Aceptable. No me disgusta, pero tampoco me ha gustado tanto como esperaba.

Sin más por el momento, sólo nos queda esperar a que Cincuenta Sombras Más Oscuras supere a la primera película en todos los aspectos, a pesar de que todos sabemos que las segundas partes nunca son buenas.

¿Qué opinas tú de Cincuenta Sombras de Grey?
En los comentarios dime cuál ha sido tu opinión de la película.
¿Ha llenado tus expectativas o estás tan inconforme como yo?